PREMIOS :D

Hola!! al final de mi fic, aqui les dejo lo mínimo que puedo hacer por personas tan hermosas como ustedes. Un pequeño detalle, los Quiero!
este premio va para un hermoso grupo de amigas que ha surgido por este asombroso medio, para demostrarles que las quiero un millón, a pesar de que estemos regadas por el mundo :D Citlally, Karen, Gaby, Vale, Luchi, Sill, Paty, Dana y Tania! las adoro nenas!! a las que tienen blog les pido que muestren este pequeño detalle en el. Besos nenas!
Y ahora... este premio se los regalo a Todas las chicas que han leido mi historia y que me han seguido capítulo a capítulo MUCHISIMAS GRACIAS!!!! :)

Últimos Capítulos.

CHIC@S!!! ya estamos en la recta final... los últimos capítulos de nuestro blog, ha sido un placer escribir esta historia, y más aún conocer a personas tan maravillosas como las que he conocido en estos cortos meses.

Muchisimas Gracias por darme el privilegio de tener lectoras tan especiales y maravillosas, gracias por su paciencia y seguir la pequeña historia. De verdad son lo máximo.




martes, 29 de septiembre de 2009

76.- Comienza la Cacería.




Continuamos el camino de regreso; el sol se había ocultado completamente dejándole paso a la noche, y con ella a la oscuridad, seguí escrutando el bosque con mis ojos, en busca de alguna señal.
-          Vamos a hacerlo de esta manera. Cuando lleguemos a la casa, si el rastreador no está allí, la acompañaré a la puerta.- dijo Edward rompiendo el silencio y atrayendo mi atención; miró a Bella por el retrovisor y continuó.-  Dispones de quince minutos a partir de ese momento. Emmett, tú controlarás el exterior de la casa. Alice, tú llevarás el coche, yo estaré dentro con ella todo el tiempo. En cuanto salga, llevan el Jeep a casa y se lo cuentan a Carlisle.
-          De ninguna manera.- exclamé al oír su plan.- Iré contigo.
-          Piénsalo bien, Emmett. No sé cuánto tiempo estaré fuera.- sabía que eso lo decía por Rose.
-          Hasta que no sepamos en qué puede terminar este asunto, estaré contigo.- reafirme.
Edward suspiró fuertemente, y yo sonreí triunfal.
-          Si el rastreador está allí.- continuó diciendo como si nada.-, seguiré conduciendo.
-          Vamos a llegar antes que él.- contradijo Alice con un tono confiado.
Edward suspiró y asintió; así sucedía siempre, ellos tenían una relación que no podía explicar, todos sus roces y problemas quedaban olvidados en segundos.
-           ¿Qué vamos a hacer con el Jeep?-preguntó Alice.
-          Tú lo llevarás a casa.- dijo Edward sin voltearse a verla siquiera.
-          No, no lo haré.- contestó ella suavemente como si se refiriese a un niño pequeño.
Edward comenzó a maldecir de nuevo, esta vez con Alice haciéndole coro.
-          No cabemos todos en mi coche.- dijo la pequeña Bella con un hilillo de voz.-Creo que deberías dejarme marchar sola.- volvió a atacar a la cordura de Edward con un tono de voz relajado.
-          Bella, por favor, hagamos esto a mi manera, sólo por esta vez.- dijo tronando sus dientes con cada palabra y suspirando ruidosamente.
-          Escucha, Charlie no es ningún imbécil.- Dijo ella activándose e irguiéndose en el asiento a mi lado.- Si mañana no estás en el pueblo, va a sospechar.
-          Eso es irrelevante. Nos aseguraremos de que se encuentre a salvo y eso es lo único que importa.
-          Bueno, ¿y qué pasa con el rastreador? Vio la forma en que actuaste esta noche. Pensará que estás conmigo, estés donde estés.
Abrí mis ojos de par en par ante la agilidad mental de la pequeña.
-          Edward, escúchala.- le dije con apremio.-Creo que tiene razón.
-          Sí, estoy de acuerdo.- me apoyo Alice.
-          No puedo hacer eso.- La voz de Edward era tajante y fría.
-          Emmett podría quedarse también.  Le ha tomado bastante ojeriza.
-           ¿Qué?- Casi grité volviéndome hacia ella.
-          Si te quedas, tendrás más posibilidades de ponerle la mano encima.- dijo Alice. Suspiré tomando en cuenta sus palabras y comencé a debatirme mentalmente.
-          ¿Y tú te crees que la voy a dejar irse sola?- exclamó Edward-
-          Claro que no.- dijo Alice.- La acompañaremos Jasper y yo.
-          No puedo hacer eso.- volvió a exclamar Edward. Sabía que lentamente la lógica ganaba campo en su mente y la derrota se dejaba saborear en su voz.
-          Déjate ver por aquí durante una semana. Bueno, unos cuantos días.- rectificó Bella antes de que los ojos de Edward saltasen de sus órbitas.- Deja que Charlie vea que no me has secuestrado y que James se vaya de caza inútilmente. Cerciórate por completo de que no tenga ninguna pista; luego, te vas y me buscas, tomando una ruta que lo despiste, claro. Entonces, Jasper y Alice podrán volver a casa.
La aceptación sumada a la consideración se hicieron eco en su rostro.
-           ¿Dónde te iría a buscar?- peguntó con su peor tono de “no lo haré pero si sucediese…”
-          A Phoenix – respondió rápidamente Bella.
-          No. El oirá que es allí donde vas.- respondió un frustrado Edward.
-          Y tú le harás creer que es un truco, claro. Es consciente de que sabemos que nos está escuchando. Jamás creerá que me dirija de verdad a donde anuncie que voy.
-          Esta chica es diabólica.- exclamé riendo entre dientes; de seguro si Rose estuviese aquí su mano se hubiese estrellado contra mí…
-           ¿Y si no funciona?
-          Hay varios millones de personas en Phoenix.- dijo irónicamente la pequeña humana.
-          No es tan difícil usar una guía telefónica.- contestó Edward en el mismo tono siguiéndole el juego.
-          No iré a casa.
-          ¿Ah, no?-preguntó notoriamente sorprendido, intentando imprimirle una nota diferente a su voz.
-          Ya soy bastante mayorcita para buscarme un sitio por mi cuenta.- Protestó Bella
-          Edward, estaremos con ella.- le recordó Alice calmadamente.
-          ¿Y qué vas a hacer en Phoenix?- preguntó él entre dientes.
-          Quedarme bajo techo.- contesto Alice con el mismo tono.
-          Ya lo creo que voy a disfrutar.- Pensé en voz alta; causando que Bella me observase graciosamente; sabía que pensaba en la ensalada que haría de James y su grupo.
-          Cállate, Emmett.- rugió Edward. Gruñí por lo bajo y volví a hablar.
-           Mira, si intentamos detenerle mientras ella anda por aquí, hay muchas más posibilidades de que alguien termine herido..., tanto ella como tú al intentar protegerla. Ahora, si lo pillamos solo... —dije expresando mi anterior pensamiento y sonreí ante la idea.
Edward aminoró la velocidad mientras nos acercábamos al pueblo; volví mi vista al exterior del jeep; observando el bosque esperando que un sádico vampiro rubio saltase hacia nosotros con las fauces abiertas, en ese momento sabía muy bien lo que haría.
-          Bella.- comenzó Edward.-, si te pones en peligro y te pasa cualquier cosa, cualquier cosa, te haré personalmente responsable. ¿Lo has comprendido?
-          Sí.- dijo antes de pasar saliva de la manera más ruidosa que había oído.
-          ¿Va a poder Jasper manejar este asunto?- dijo dirigiéndose ahora hacia Alice.
-          Confía un poco en él, Edward. Lo está haciendo bien, muy bien, teniendo todo en cuenta.- reprochó Alice.
-          ¿Podrás manejarlo tú?- preguntó él, tan mordazmente que esperé que Alice se abalanzara sobre él. Sin embargo solo enseño sus colmillos y gruñó fuertemente. Bella se encogió enterrándose en el asiento y Edward le sonrió.
-          Pero guárdate tus opiniones.- dijo por lo bajo.

2 comentarios:

Carla dijo...

La verdad escribis estupendamente!por favor no dejes de hacerlo!suy fan de crepusculo y la perspectiva q le das es super original!estoy ansiosa de ver como sigue!
Car

Karen dijo...

ANNNN TE QUEDO SUPER EL CAP AMIGOSOCITA...

NEW MON TRAILER!